Parker, la sonda solar de la NASA aterrizará en el Sol este año

Isbel Lázaro.

sonda solar de la NASA

Parker, la sonda solar de la NASA está en ruta a una velocidad de 195 Km por segundo con el objetivo de “aterrizar” en el Sol el 24 de diciembre de este año. Desde su lanzamiento el 12 de agosto de 2018, la sonda ha viajado a través del sistema solar para llegar a su destino final.

Una vez que logre este hito espacial, los científicos de la NASA estudiarán y monitorearán el comportamiento de la estrella para obtener mediciones e imágenes que proporcionarán una comprensión más profunda del Sol.

Este logro permitirá entender el origen del viento solar, realizar contribuciones cruciales para prever cambios en el entorno espacial que afectan la vida en la Tierra, comprender el origen de las tormentas solares y obtener una visión más clara de la influencia del Sol en el entorno espacial. Es relevante destacar que Parker se aproximará a una distancia de seis millones de Km del sol, enfrentándose a temperaturas extremas de aproximadamente 1.400 ºC.

Figure AI
robot blando de Toyota
modulo lunar Odysseus interrumpe su actividad
Renault nuevo auto electrico R5
Trinidad y Tobago
Figure AI recaudó más de $650 millones para comercializar humanoides
Conoce a Punyo: el nuevo robot blando de Toyota
¡Final forzado! El módulo lunar Odysseus interrumpe su actividad
Renault presentó su mítico y nuevo auto eléctrico R5
Trinidad y Tobago contrata dos empresas para enfrentar derrame petrolero
PlayPause
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
 

Acerca de Parker: la sonda solar de la NASA

Parker es una sonda solar espacial de la NASA cuyo objetivo es estudiar y seguir de cerca el comportamiento del Sol y su corona exterior. Además, la sonda se encarga de recopilar mediciones e imágenes con el fin de ampliar el conocimiento científico sobre el origen y la evolución del viento solar. Para alcanzar estos objetivos, la sonda está equipada con cuatro conjuntos de instrumentos: un experimento de campos, una investigación científica integral sobre el astro solar, un generador de imágenes de campo amplio y la detección de electrones alfa y protones del viento solar. Dichos instrumentos están diseñados para analizar los campos magnéticos, el plasma y las partículas energéticas.

Para realizar sus investigaciones sin precedentes, la sonda solar Parker y sus instrumentos están protegidos del Sol por un escudo compuesto de carbono de 11,43 centímetros de espesor, que puede soportar temperaturas que alcanzan casi 2.500 grados Fahrenheit (1.377 Celsius)“, explica la NASA en su blog oficial. Por lo tanto, “sobrevive” a las duras condiciones del Sol porque los avances de ingeniería térmica de vanguardia protegen a la nave espacial durante su peligroso viaje.

Como dato interesante, la misión lleva el nombre del difunto Dr. Eugene N. Parker, quien desempeñó un papel fundamental en el avance de nuestra comprensión moderna del Sol.

En la década de 1950, cuando era profesor en la Universidad de Chicago, Parker desarrolló una teoría matemática que anticipaba la existencia del viento solar, el flujo constante de material solar desde el Sol. A lo largo de su destacada carrera, Parker transformó el campo en varias ocasiones al presentar ideas que abordaban preguntas fundamentales sobre el funcionamiento de nuestro Sol y de las estrellas en todo el universo.

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y síguenos en las redes sociales!

Inspenet.com YouTube LinkedIn Facebook Instagram

Fuente: 20minutos.es

Comparte esta noticia en tus redes sociales

Valora esta publicación
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...