El Perseverance de la NASA descifra el origen de un lago en Marte

Isbel Lázaro.

Perseverance de la NASA

Conmemorando su día mil en Marte, el rover Perseverance de la NASA concluyó recientemente su exploración del antiguo delta del río que alberga pruebas de un lago que ocupó el cráter Jezero hace miles de millones de años. Hasta ahora, este vehículo científico ha recolectado un total de 23 muestras, revelando simultáneamente la historia geológica de esta área marciana.

Una de las muestras, denominada “Bahía Lefroy”, contiene una cantidad significativa de sílice de grano fino, un material reconocido por preservar fósiles antiguos en la Tierra. La otra, llamada “Otis Peak”, presenta una cantidad apreciable de fosfato, asociado frecuentemente con la presencia de vida tal como la conocemos. Ambas muestras también contienen abundante carbonato, lo que podría conservar un registro de las condiciones ambientales desde la formación de la roca.

Los descubrimientos se compartieron el pasado mes de diciembre en la reunión de otoño de la Unión Geofísica Estadounidense en San Francisco.

Figure AI
robot blando de Toyota
modulo lunar Odysseus interrumpe su actividad
Renault nuevo auto electrico R5
Trinidad y Tobago
Figure AI recaudó más de $650 millones para comercializar humanoides
Conoce a Punyo: el nuevo robot blando de Toyota
¡Final forzado! El módulo lunar Odysseus interrumpe su actividad
Renault presentó su mítico y nuevo auto eléctrico R5
Trinidad y Tobago contrata dos empresas para enfrentar derrame petrolero
PlayPause
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
 

Elegimos el cráter Jezero como lugar de aterrizaje porque las imágenes orbitales mostraban un delta, una evidencia clara de que un gran lago alguna vez llenó el cráter. Un lago es un entorno potencialmente habitable, y las rocas del delta son un entorno excelente para enterrar signos de vida antigua como fósiles en el registro geológico”, dijo el científico del proyecto Perseverance, Ken Farley de Caltech. “Después de una exploración exhaustiva, hemos reconstruido la historia geológica del cráter, trazando su fase de lago y río de principio a fin“.

Hace miles de millones de años, el agua ingresó al cráter Jezero, formando un lago, un delta y ríos antes de que Marte se secara. La génesis de Jezero se remonta a casi 4 mil millones de años, cuando se formó a partir del impacto de un asteroide.

Desde el aterrizaje de Perseverance en febrero de 2021, el equipo ha descubierto que el suelo del cráter está compuesto por roca ígnea generada a partir de magma subterráneo o actividad volcánica en la superficie. Posteriormente, se encontraron capas de arenisca y lutita, señalando la llegada del primer río al cráter cientos de millones de años después. Sobre estas capas, se identificaron lutitas ricas en sal, indicando la presencia de un lago poco profundo que experimentó procesos de evaporación.

Se estima que este lago creció con el tiempo hasta alcanzar dimensiones de 35 Km de diámetro y 30 metros de profundidad.

En etapas posteriores, el flujo rápido de agua transportó rocas desde fuera de Jezero, distribuyéndolas sobre la cima del delta y otras áreas del cráter.

Pudimos ver un resumen amplio de estos capítulos en la historia de Jezero en imágenes orbitales, pero fue necesario acercarnos a Perseverance para comprender realmente la línea de tiempo en detalle“, dijo Libby Ives, becaria postdoctoral en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. en el sur de California, que gestiona la misión.

Las muestras del rover Perseverance de la NASA

Las muestras recopiladas por Perseverance se almacenan en tubos de metal específicos como parte de la iniciativa Mars Sample Return, una colaboración entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA). El traslado de estos tubos a la Tierra posibilitaría que los científicos estudien las muestras mediante equipos de laboratorio de gran capacidad, los cuales son demasiado voluminosos para llevar a Marte.

En el proceso de selección de las muestras a recolectar, Perseverance utiliza una herramienta de abrasión para desgastar una porción de una posible roca y, posteriormente, analiza la química de la roca empleando instrumentos científicos de alta precisión, entre ellos el Instrumento Planetario para Litoquímica de Rayos X (PIXL), desarrollado por el JPL.

Durante una evaluación en un sitio denominado “Bills Bay”, PIXL identificó la presencia de carbonatos, minerales que se forman en entornos acuosos con condiciones propicias para la preservación de moléculas orgánicas (producidas por procesos geológicos y biológicos). Estas rocas también presentaban una cantidad significativa de sílice, un material altamente eficaz para conservar moléculas orgánicas, incluyendo aquellas relacionadas con la vida.

En la Tierra, esta sílice de grano fino es lo que a menudo se encuentra en un lugar que alguna vez fue arenoso“, dijo Morgan Cable del JPL, investigador principal adjunto de PIXL. “Es el tipo de entorno donde, en la Tierra, los restos de vida antigua podrían preservarse y encontrarse más tarde“.

Los instrumentos de Perseverance tienen la capacidad de identificar estructuras microscópicas que se asemejan a fósiles y cambios químicos que podrían haber sido causados por microorganismos antiguos, aunque hasta el momento no se ha encontrado evidencia concluyente de ninguno de estos elementos.

En otro sitio examinado por PIXL, denominado “Ouzel Falls”, el instrumento detectó la presencia de hierro asociado con fosfato. El fosfato es un componente esencial del ADN y de las membranas celulares presentes en toda forma de vida conocida en la Tierra, y forma parte de una molécula crucial para el transporte de energía dentro de las células.

Luego de analizar los descubrimientos de PIXL en cada una de estas áreas desgastadas, el equipo envió comandos al rover para recopilar núcleos de roca cercanos: Lefroy Bay fue recolectado junto a Bills Bay y Otis Peak en Ouzel Falls.

Tenemos condiciones ideales para encontrar signos de vida antigua donde encontramos carbonatos y fosfatos, que apuntan a un ambiente acuoso y habitable, así como sílice, que es excelente para la conservación“, dijo Cable.

Claro, la labor de Perseverance está lejos de completarse. La actual cuarta campaña científica de la misión se centrará en explorar el borde del cráter Jezero, especialmente cerca de la entrada del cañón donde en el pasado un río llenó el lecho del cráter.

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y síguenos en las redes sociales!

Inspenet.com YouTube LinkedIn Facebook Instagram

Fuente: mars.nasa.gov

Comparte esta noticia en tus redes sociales

Valora esta publicación
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...