Kazajistán alerta por fuga de metano de más de 120 mil toneladas

Compartir en redes sociales

fuga de metano kazajistan

En Kazajistán se reportó una fuga de metano de 127 mil toneladas, un evento climático de gran magnitud que sucedió de junio a diciembre de 2023. Este vertido masivo resultó en emisiones de gases de efecto invernadero comparables a las generadas por más de 700.000 automóviles en un año, posicionándose como la segunda mayor liberación de metano conocida, solo superada por la fuga relacionada con el sabotaje de los gasoductos Nord Stream en 2022.

El incidente fue documentado por un estudio colaborativo entre el Instituto Holandés de Investigaciones Espaciales y la Universidad Politécnica de Valencia, utilizando datos satelitales de Kayrros.

La extensión y duración de esta fuga, según Manfredi Caltagirone del Observatorio Internacional de Emisiones de Metano de la ONU, son excepcionalmente anormales y representan un desafío climático significativo.

Un recorrido por la trayectoria del robot Atlas
Mentee Robotics presenta un nuevo robot humanoide con IA 1
La NASA y JAXA firman acuerdo para un vehiculo lunar japones
Sierra Space desarrolla sistema de entregas desde la orbita terrestre
Delta el dron de anillo moldeable que vuela y rueda
Boston Dynamics se despide del icónico robot Atlas
Mentee Robotics presenta un nuevo robot humanoide con IA
La NASA y JAXA firman acuerdo para un vehículo lunar japonés
Sierra Space desarrolla sistema de entregas desde la órbita terrestre
Delta: el dron de anillo moldeable que vuela y rueda
PlayPause
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
 

Detalles del incidente y respuesta inicial

La fuga comenzó con una explosión el 9 de junio de 2023 en el yacimiento de Karaturun East, causando un incendio que comprometió los equipos de seguridad y resultó en un descontrol del pozo. Los intentos iniciales de contener la fuga, incluyendo la inyección de agua en el pozo, solo lograron reducirla parcialmente.

Fue hasta finales de año, con la aplicación de lodo a través de una sonda profunda, que se logró detener el flujo de metano.

El accidente tras la fuga de metano

El análisis se basó en la evaluación de 48 estudios satelitales, que permitieron a los científicos estimar el flujo de metano del pozo a lo largo de seis meses. Los resultados destacan la magnitud del evento en Kazajistán, solo eclipsado por el sabotaje de Nord Stream 1 y 2, que resultó en emisiones aún mayores.

La significativa fuga de metano en Kazajistán subraya la urgente necesidad de monitorear y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. Este evento no solo pone de relieve los desafíos técnicos y ambientales asociados con la industria del petróleo y gas, sino que también refuerza la importancia de avanzar hacia prácticas más sostenibles y reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles para proteger el clima global.

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y síguenos en las redes sociales!

Inspenet.com YouTube LinkedIn Facebook Instagram

Fuente: sustainabilityenvironment.com