Uso de vehículos eléctricos podría reducir la necesidad de nuevas licencias de petróleo y gas

Isbel Lázaro.

vehículos eléctricos

El aumento en la adopción de vehículos eléctricos podría disminuir la necesidad de importar gasolina y diésel, superando incluso las nuevas licencias de producción de petróleo en el Reino Unido después de 2030, según expertos en energía.

Actualmente, hay cerca de 1 millón de autos eléctricos en las carreteras británicas y se espera que se sumen otros 5,3 millones para 2030, según la Unidad de Inteligencia de Energía y Clima (ECIU).

Con la entrada en vigencia de la política gubernamental de Vehículos de Emisión Cero, que exige a los fabricantes de automóviles vender una cantidad creciente de vehículos eléctricos (EV), se busca acelerar el abandono de los motores de combustión. Se proyecta que esos 6,3 millones de autos eléctricos para 2030 reducirían la demanda de petróleo de manera significativa, teniendo un impacto similar en la reducción de la importación de combustibles fósiles en el Reino Unido que la política gubernamental de ampliar las perforaciones en el Mar del Norte, según el análisis de la ECIU.

Figure AI
robot blando de Toyota
modulo lunar Odysseus interrumpe su actividad
Renault nuevo auto electrico R5
Trinidad y Tobago
Figure AI recaudó más de $650 millones para comercializar humanoides
Conoce a Punyo: el nuevo robot blando de Toyota
¡Final forzado! El módulo lunar Odysseus interrumpe su actividad
Renault presentó su mítico y nuevo auto eléctrico R5
Trinidad y Tobago contrata dos empresas para enfrentar derrame petrolero
PlayPause
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
 

Acerca de las licencias de petróleo y gas

El proyecto de ley sobre licencias para la exploración de petróleo en alta mar, actualmente en proceso en la Cámara de los Comunes, propondría que el regulador del Mar del Norte invitara a solicitudes de nuevos proyectos anualmente en lugar de hacerlo en momentos que considere apropiados, como se hace en la actualidad. Según los ministros, esta medida fortalecería la seguridad energética del país al reducir la necesidad de importar petróleo desde el extranjero, especialmente de países que podrían ser hostiles al Reino Unido.

El Dr. Simon Cran-MccGreehin, jefe de análisis de ECIU, comentó que el debate sobre la concesión de licencias desvía la atención de una solución más sostenible para garantizar la independencia energética del Reino Unido. Esto implica acelerar la construcción de fuentes de energía renovable en el país para abastecer hogares y vehículos eléctricos, al mismo tiempo que se reducen los residuos energéticos mediante la implementación de techos aislantes.

En septiembre, el primer ministro Rishi Sunak anunció un aplazamiento del año límite para la venta de nuevos vehículos a gasolina y diésel, pasando de 2030 a 2035. La Oficina de Responsabilidad Presupuestal (OBR) indicó que este cambio podría resultar en un retraso para algunos consumidores que estaban considerando hacer la transición. Este anuncio ha sido criticado por percibirse como desatento a las preocupaciones climáticas, al no incluirlo entre las cinco principales prioridades del gobierno y por debilitar la posición del Reino Unido como líder mundial en la reducción de emisiones.

Aunque el gobierno argumenta que el Reino Unido ha reducido sus emisiones más que cualquier otra economía importante desde 1990, algunos señalan que estos recortes ocurrieron antes de la actual administración y se deben en gran medida a la eliminación del uso generalizado del carbón para generar electricidad. Análisis previos de ECIU revelaron que solo el 20% del petróleo extraído de los campos británicos se refinaba en el país para producir gasolina y otros combustibles, y se anticipa que esta cifra disminuirá al 1% para 2030 debido a la reducción en la demanda.

Aproximadamente el 80% de todo el petróleo extraído del Mar del Norte se destina a la exportación y el gobierno ha expresado que no es su intención que las empresas asignen específicamente petróleo para el consumo interno del Reino Unido. Además, se ha señalado que la mayoría de las exportaciones de petróleo se dirigen a Europa, donde se refina para luego ser utilizada en el Reino Unido.

Política para vehículos eléctricos

El Dr. Cran-McGreehin afirmó que la política de vehículos eléctricos del gobierno, en esencia, representa una medida de seguridad energética al reducir la dependencia de importaciones de petróleo extranjero, especialmente a medida que disminuye la producción en el Mar del Norte. Sin embargo, como destacó la OBR, el cambio de rumbo del gobierno el año pasado con respecto a la eliminación gradual de las ventas de vehículos a gasolina probablemente disminuirá la presencia de vehículos eléctricos en las carreteras del Reino Unido, debilitando así nuestra seguridad energética y aumentando la dependencia de petróleo extranjero.

Así mismo, un representante del Departamento de Seguridad Energética y Net Zero afirmó: “Aún dependemos en gran medida del petróleo y el gas para satisfacer la mayor parte de nuestras necesidades energéticas. Reforzar el suministro nacional respalda nuestra seguridad energética al disminuir la dependencia de las importaciones, respaldando así 200,000 empleos y generando ingresos fiscales significativos que podemos utilizar para mitigar los costos de vida. Al mismo tiempo, estamos impulsando nuestra transición hacia fuentes de energía renovable y opciones bajas en carbono, con una inversión planificada de 100,000 millones de libras esterlinas (127,000 millones de dólares) para 2030 en tecnologías como la energía eólica marina, la solar y la captura de carbono“.

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y síguenos en las redes sociales!

Inspenet.com YouTube LinkedIn Facebook Instagram

Fuente: thenationalnews.com

Comparte esta noticia en tus redes sociales

Valora esta publicación
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...