Nueva generación de Inhibidores ecológicos en el control de la corrosión

Tabla de Contenidos

Autor: Ph.D. Yolanda Reyes, 10 agosto 2022.

Introducción

La corrosión es un proceso de deterioro o destrucción de metales que, aunque inevitable, es factible de ser controlado. Diversos métodos pueden ser empleados para tal fin, aunque el empleo de cubiertas orgánicas y/o inhibidores solubles en el medio corrosivo son las alternativas comúnmente utilizadas debido a sus bajos costos, fácil aplicación y mantenimiento. Debido a la toxicidad de las sustancias tradicionalmente utilizadas como inhibidoras del proceso corrosivo, hay un creciente interés en el desarrollo de una serie de investigaciones encaminadas a explorar inhibidores eficientes, económicos y amigables con el medio ambiente [1].
Diversos métodos pueden ser empleados para controlar el proceso de deterioro o destrucción de metales denominado corrosión. El empleo de cubiertas orgánicas y/o inhibidores solubles en el
medio corrosivo son las alternativas comúnmente utilizadas debido los bajos costos, fácil aplicación y mantenimiento.
Los pigmentos anticorrosivos a base de fosfatos [1-3] están siendo cuestionados debido a que el anión causa eutroficación en reservas de agua dulce y, además, algunos de ellos poseen cationes pesados como cinc o estroncio cuyo uso también ha sido restringido. Entre las alternativas para reemplazar total o parcialmente estos pigmentos se encuentran los benzoatos de cationes metálicos, las sílices intercambiadas con iones pasivantes como cerio y lantano y los extractos naturales entre otros.
Los extractos vegetales son una mezcla compleja de diferentes compuestos, a menudo estrechamente relacionados. Entre ellos se puede mencionar un grupo ampliamente distribuido en el reino vegetal, los polifenoles (familia que incluye los taninos, flavonoides, terpenoides, entre otros), muchos de estos compuestos pueden actuar como inhibidores orgánicos de la corrosión (Kesavan et. al., 2012). Los extractos vegetales, así como los aceites esenciales, están ganando cada vez más relevancia entre los científicos, pues son compuestos de origen natural, abundantes, seguros, que no contaminan y aceptados por todo el público.

En la industria de Oil & Gas el O2, H2S Y el CO2, etc; son compuestos causantes de problemas de corrosión. Las diferentes industrias utilizan distintas formas para tratar químicamente las tuberías. Generalmente, los productos utilizados para evitar la corrosión, como los secuestradores de oxígeno, etc.; tienen gran cantidad de químicos y pueden ser dañinos para el medio ambiente después de ser desechados.
De acuerdo a investigaciones realizadas se ha determinado que existen ciertos compuestos en plantas xerófitas, que ejercen acción protectora contra la corrosión.
En este contexto se realizaron estudios para evaluar los extractos de la Opuntia Ficus Indica y del Aloe Vera como posibles o inhibidores de la corrosión del acero al carbono (SAE 1020) en medio ácido (HCl 5% y 10%). Comprobándose el efecto inhibidor de estos extractos mediante la determinación de la velocidad de corrosión mediante técnicas electroquímicas de resistencia a la polarización y curvas potenciodinamcas.
Los resultados mostraron que para composición de 0.4 % P/V se obtuvieron valores de eficiencias de 90.43 % para 5 % HCl, y 88.20 % para 10 % HCl.
Conclusión
El extracto de Opuntia Ficus Indica posee un efecto protector de la corrosión del acero al carbono SAE 1020 en ambientes ácidos. De HCl al 5 % y 10 % (p/v) debido a que disminuye considerablemente la velocidad de corrosión del acero.

Sobre el autor

Ph.D, en Electroquímica y Corrosión, con más de 30 años de experiencia y un amplio y versátil conocimiento en Ciencias de la Corrosión   y Tecnología Química a nivel Académico e Industrial. Investigador en el desarrollo de trabajos de investigación en Innovación y desarrollo de Recubrimientos Poliméricos Electroactivos, evaluación de recubrimientos e inhibidores de la corrosión y análisis de fallas de materiales metálicos. leer mas


Respuestas

Hide picture