De 4.0 a 5.0

Tabla de Contenidos

Autor: TSU. Simón Petit, 05 septiembre 2022.

Del tiempo se ha dicho y escrito que es indetenible. Pasa sin que nos demos cuenta y cuando menos pensamos, estamos en otro lustro, década, cuarto de siglo y pare de contar. Si eso nos sorprende, imagine entonces cómo la tecnología termina de frustrarnos cuando lo que apenas sale de una tienda como innovación tecnológica a la vuelta de la esquina ya es obsoleto. Eso está sucediendo en la actualidad.

Con la Industria 4.0 aquí y la Industria 5.0 en camino, está claro que los fabricantes que desean seguir siendo competitivos deben de adoptar las últimas tecnologías digitales. Esto se debe al efecto de implementación de la tecnología inteligente que permite producir más, en menor tiempo, con mayor calidad y al mismo tiempo, reducir los costos.

Hace menos de diez años en el mundo se hablaba de la Industria 4.0, que conceptualmente era el uso de la automatización de algunos procesos a través del empleo de ciertas tecnologías digitales para mejorar la producción a través de la interconexión de todos los sistemas de la industria que incluye a los propietarios, trabajadores, clientes y proveedores.

Ese nuevo modelo industrial era la integración de las tecnologías IoT (Internet of Things, es decir, Internet de las Cosas) a la instancia operativa y administrativa de las empresas, cuyo objetivo era reducir costos de producción y lograr procesos de fabricación más flexibles. En resumen, ser más competitivos en un mercado donde cada vez lo novedoso es más dinámico y exigente. Y para ello se han puesto como ejemplo el interconectar los procesos de fabricación, el almacenamiento, archivo y gestión en la nube, la estructura de una Big Data que agilice los sistemas de producción y la implantación de Robótica Colaborativa (Cobots), entre otras facilidades para el mejoramiento de los procesos.

Sin embargo, hoy vemos como se aceleran estos procesos de producción por la competencia voraz de las industrias. Esta revolución tecnológica de la Industria 5.0 pretende potenciar la transformación del sector industrial en más y diversos espacios inteligentes basados en IoT y en computación cognitiva. En ese sentido, esta tecnología intenta unir máquinas y humanos donde el desarrollo de la Inteligencia Artificial pueda realizar procesos similares a los que ejecuta el pensamiento humano. La Industria 5.0 pone el énfasis en la colaboración entre máquinas y humanos para mejorar la productividad y la eficiencia.

Al respecto, la Industria 5.0 tiene como objetivo y característica principal impulsar la creación de productos personalizados. Y para hacer realidad el punto anterior, es necesaria la ayuda de robots colaborativos. Los Cobots, de la mano del ingenio humano, se encargarán de generar los productos. Así, estos ciborgs serán la clave fundamental de la Industria 5.0. En otras palabras, se delegarán tareas mecánicas, peligrosas y rutinarias a la Inteligencia Artificial. Visto así, el humano podrá disponer de más tiempo para llevar eficazmente esas ocupaciones que solo la razón puede ejecutar. La cadena de producción, por supuesto, será mucho más rápida y eficiente en su respuesta y las organizaciones se irán adaptando a nuevas formas de producción, diseño y manufactura de productos.

Con la integración del metaverso a estos procesos de producción en lo virtual; quién sabe qué otra innovación vendrá para fusionar estos conceptos y dejar las bases cimentada para una Industria 6.0 en los próximos años. Hoy, un operario -usando un casco o lentes para el metaverso-, puede realizar las tareas de forma más segura, que si lo hiciera de manera directa o presencial. También, puede mejorar no sólo los tiempos de producción sino el récord de los accidentes laborales o eventos no deseados. Todo esto se ha incrementado, sin duda, por las consecuencias de la pandemia del Covid-19, que ha impulsado la creación de alternativas en función de seguir avanzando en los procesos productivos y en la recuperación de la economía mundial. El continente asiático ha comenzado con la quinta revolución industrial y es imparable que se multiplique la experiencia en el resto del mundo.

Bibliográfia

Fuente propia

Sobre el autor

Simón Petit, TSU en Mecánica General. Con más de 35 años de experiencia en trabajos de Integridad Mecánica y Confiabilidad de Activos, Control de calidad e Inspección de equipos para la industria petrolera.

Respuestas

Hide picture